Ver Noticias

mircoles, 14 de diciembre del 2016

INTENSIFICAN OPERATIVOS EN SALVAGUARDA DE LA SALUD Y LA SEGURIDAD DE LA POBLACIÓN


Como parte de estos operativos, autoridades municipales clausuran un establecimiento comercial dedicado a la venta de abarrotes, por no cumplir con las normas de seguridad adecuadas.

Para las autoridades municipales el acercamiento de las fiestas de navidad y de año nuevo, significa dar prioridad a salvaguardar la salud y la seguridad de la población a fin de evitar daños con la ingesta de productos de dudosa calidad, así como daños personales por cualquier siniestro o falta de medidas de prevención en locales públicos.

Es así que con la presencia de funcionarios de las Subgerencias de Defensa Civil, de Fiscalización, Control y Policía Municipal y de Protección Ambiental, con apoyo del Ministerio Público, del personal de Serenazgo y de la Policía Municipal, se está procediendo al cierre de establecimientos comerciales, cuyos propietarios infringen las normas de seguridad e higiene, poniendo en riesgo la salud del público consumidor.

En este marco se procedió a la clausura de una tienda de abarrotes ubicada entre los jirones Chanchamayo y Leguía por no cumplir con las mínimas disposiciones de seguridad establecidas por Defensa Civil dentro del local comercial, como es el caso de presentar un hacinamiento total, lo cual resulta una trampa mortal, dándole al propietario un plazo de 5 días para regularizar todas las observaciones respecto a las medidas seguridad, como es el contar con un extintor, contar con pasadizos adecuados para el desplazamiento de las personas, evitar el desorden en almacenamiento de los productos, entre otros aspectos.

De igual manera en otro establecimiento comercial con apoyo de la Unidad de Bromatología se decomisaron varias cajas de vino, al comprobar que su Registro Sanitario no estaba actualizado de acuerdos a normas establecidos para el consumo de este tipo de productos.

El Subgerente de Defensa Civil, Wilder Narro, dijo que los operativos son parte de la preocupación de las autoridades municipales por darle seguridad a la población con motivo de las próximas fiestas navideñas y de año nuevo.

Señaló que la evaluación de los establecimientos comerciales es permanente para establecer si cuentan con las medidas de seguridad, sino las tienen se les notifica y si la situación de un determinado local es de alto riesgo se procede a su cierre temporal hasta cuando el propietario pueda levantar las observaciones realizadas.

En cuanto a la venta de productos alimenticios y licores que se expenden con motivo de las fiestas de navidad, se está verificando la actualización del registro sanitario, fecha de vencimiento de los productos como el caso de panetones, galletas y vinos, para garantizar la calidad del producto y evitar el daño a la salud del público consumidor, preciso el funcionario.

“Estamos realizando operativos conjuntos con las diferentes instancias municipales y el Ministerio Público, con la finalidad de evaluar las condiciones de seguridad de los locales y de los productos que se expenden en las tiendas comerciales a fin de garantizar su calidad en beneficio del público consumidor”, señaló Wilder Narro