Ver Noticias

martes, 09 de enero del 2018

SERENAZGO DE CAJAMARCA CAPTURA A HAMPÓN QUE FUGÓ DEL PENAL HUACARIZ


Por pegalón regresó a la cárcel. Juan Hernández Acuña (40), quien se había convertido en uno de los sujetos más buscados por la Policía Nacional, tras su fuga el 01 de enero del Penal de Huacariz, junto a otros ocho delincuentes y era el único que se hallaba libre, fue capturado por agentes del Serenazgo de Cajamarca luego que agrediera a una mujer.

Eran aproximadamente las 12:05 de la madrugada, cuando Yiovana Gil Becera (30), quien caminaba por una de las calles del barrio San Pedro, repentinamente fue atacada por el delincuente, quien tras golpearla se dio a la fuga. Desesperada, la infortunada mujer empezó a gritar pidiendo auxilio.

Para su fortuna, en esos momentos, se desplazaba por el lugar un patrullero del Serenazgo de Cajamarca, cuyos agentes tras escuchar la denuncia de Yiovana Gil, iniciaron la búsqueda del sujeto, quien huía por la primera cuadra del jirón Ucayali, al tiempo que pedían apoyo a otros efectivos que a bordo de sus vehículos acordonaron la zona.

Tras intensa persecución y tenaz resistencia del hampón, los agentes sin portar armas de fuego, lograron arrestarlo en las inmediaciones de las arterias Amalia Puga y Del Batán. Al momento de su captura, Juan Hernández, vestía casaca marrón con franjas plomas, pantalón negro y zapatillas negras con rayas blancas.

Acto seguido, los valerosos efectivos del Serenazgo, entregaron al delincuente a efectivos de la Policía Nacional, que a bordo del patrullero EPA-671 y al mando del suboficial Juan Vásquez Díaz, circunstancialmente transitaban por el lugar en su acostumbrado patrullaje de rutina, quienes a su vez lo pondrán a disposición de las autoridades correspondientes.

Cabe señalar, que con la aprehensión de este malhechor, todos los reos que protagonizaron la sonada fuga del Penal de Huacariz el pasado 01 de enero, ya fueron recapturados en su totalidad. Los ocho restantes, cuya huida se frustró cuando llegaban a la puerta del centro penitenciario, como medida de seguridad fueron “lanchados” a otras cárceles del país, entre ellas Challapalca en Tacna.