Ver Noticias

miércoles, 14 de marzo del 2018

ASERRADERO ERA UNA “BOMBA DE TIEMPO” EN BARRIO CHONTAPACCHA


Un aserradero que se había convertido en una verdadera “bomba de tiempo”, que ponía en grave riesgo la salud y la vida de los vecinos del barrio Chontapaccha porque trabajaban con productos altamente inflamables, fue clausurado por la municipalidad provincial de Cajamarca, durante un operativo realizado por la Gerencia de Desarrollo Económico de la Comuna.

Al respecto, la gerenta de Desarrollo Económico del municipio, Judith Meza Abanto, explicó que el local, ubicado en el jirón Angamos N° 1142, no reunía las condiciones necesarias para que opere como aserradero, pues además de tener una deficiente infraestructura, se trabajaba con material que rápidamente podía desencadenar un incendio y su sistema eléctrico era defectuoso.

“Dicho local también carecía de licencia de funcionamiento, además de una serie de documentos que autorizaran las labores que allí se realizaban. En varias oportunidades los notificamos, pero nunca se acercaron a regularizar su situación, a lo cual se agregaba la exigencia de los vecinos, pues consideraban que era un riesgo para su integridad física”, dijo la funcionaria.

“Lo peor del caso, es que los desperdicios que emanaban de este local eran amontonados en la vereda, lo que molestaba a los ciudadanos, pues se convertía en un foco infeccioso, además de que impedía su libre tránsito, pues tenían que bajar a la calzada, exponiéndose a ser atropellados por algún vehículo en marcha”, detalló Meza Abanto.

Judith Meza invocó a todos los micro, pequeños y medianos empresarios a cumplir con las normas de seguridad y de funcionamiento para no ser tomados por sorpresa y se clausuren sus establecimientos. “Les pedimos que subsanen las observaciones realizadas para no tener posteriores lamentaciones”, añadió.